24 febrero 2007

SuperGarcía



Aún a sabiendas de que este post no es de temática granadinista, pero teniendo en cuenta la vinculación que con el fútbol tiene el personaje en cuestión, no puedo dejar pasar esta oportunidad para mostrar mi disconformidad con el gravísimo atentado hacia la libertad de expresión del que, seguro, muchos de vosotros fuisteis testigos durante el programa de Jesús Quintero en TVE el pasado miércoles.
Contra toda lógica y en una manifestación de censura propia de años pasados o de repúblicas bananeras, la Televisión de todos y cada uno de nosotros cortó la entrevista de Quintero a José María García, bajo el "pretexto" de preservarnos de los múltiples insultos vertidos en la misma, no sin antes permitirnos ver las lindezas dedicadas al propio ente público, con su presidente a la cabeza, para poder justificar el corte con uno de los manifiestos mas ridículos que he leido en mucho tiempo y que acentúa, si cabe, la cara de gilipollas que se le queda a uno al saber que nos toman como a tales:
"TVE había anunciado la emisión de una entrevista grabada con José María García en este programa.
La Dirección de TVE ha decidido no emitir esta entrevista.
La razón es sencilla: TVE no considera oportuna su difusión porque en ella no se vierten opiniones, sino insultos, descalificaciones y ataques a terceras personas.
Sólo ofreceremos la parte de la entrevista que se refiere a esta Casa, TVE, y a su Presidente, Luis Fernández, para que no se piense que ésta es la razón por la que se retira la citada entrevista
".
Este mensaje, que en un principio podría ser clarificador -aunque nunca justificador- del motivo para censurar la entrevista, no sólo es totalmente estúpido, escueto y falto de rigor, sino que además es mentira.
Estoy totalmente convencido de que quienes lean este artículo habrán escuchado en mas de una y dos ocasiones a José María García en aquellos interesantísimos programas con que nos deleitaba cada noche, muy a pesar de las esposas de algunos y para mayor descanso de las de otros.
Si por algo se ha caracterizado la carrera de este señor ha sido por arrinconar, descalificar e insultar a una ingente cantidad de personajes vinculados al deporte, especialmente al fútbol, y a otros menesteres no tan espectaculares, pero seguro que tanto o mas lucrativos. Por ello no era de extrañar que en el programa de Jesús Quintero siguiera con su línea habitual, con su estilo y con sus formas. Eso lo sabía TVE, lo sabía El Loco de la Colina y, por supuesto, lo sabía el propio García.
Lo que los demás no podíamos ni imaginar es que, al contrario de lo que pensábamos, si hay algo que llama poderosamente la atención en la entrevista es la falta de descalificativos.
Seguramente las acusaciones vertidas en ella son de una gravedad extraordinaria, pero no menos extraordinaria es la gravedad de su censura.
Por otro lado, alegar que "TVE no considera oportuna su difusión porque en ella no se vierten opiniones", es la excusa mas rocambolesca que se le podía haber ocurrido a sus dirigentes. Estamos hablando de una television que, entre otros, siempre con nuestro dinero y si los anuncios lo permiten, emite programas tan serios y llenos de rigor como Gente, Corazón Corazón, Corazón de Primavera, Verano, Otoño e Invierno, La Tele de tu Vida, Mira Quien Baila o Pueblo de Dios..., con dos cojones.
Afortunadamente, no todo va a ser censura, y el diario El Mundo, en su portal digital, nos permite ver íntegra (espero), la entrevista de la discordia.
Viene a durar unos treinta y cinco minutos y está dividida en nueve bloques que se puden ver online y que se cargan con bastante rapidez.
Los podeis ver pinchando aquí.

1 comentario:

AgitatedSuzieQ dijo...

Si el programa de Quintero se emitiera en una televisión privada, entendería la censura, puesto que es una empresa privada y, por tanto, decide qué emite y qué no conforme a sus criterios EMPRESARIALES (cosa que mucha gente aún no entiende, que las teles privadas son un negocio y, por tanto, su fin es ganar dinero y ellos deciden cómo... para algo está la pluralidad, para que veamos lo que nos guste). Lo que no es de recibo es que una televisión pública ejerza la censura (salvo en cuestiones de apología de cualquier delito, por supuesto) basándose en criterios arbitrarios e injustificados.
No sé muy bien quién es el culpable, si TVE, si Quintero o quién, pero habría que plantearse cómo es posible que una televisión pública ejerza la censura sobre una entrevista que, como bien dijo José María García (no recuerdo las palabras textuales) depende del entrevistado. Esto es, si alguien se querella, basta con que durante la emisión pongan un letrero que ponga "TVE no se hace responsable de las opiniones de los entrevistados" y, por tanto, la responsabilidad civil y penal sería entera de García... En fin, que se me va la olla...

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?