11 noviembre 2006

¡Arriba esos corazones!

Nuestro querido Paco Sanz, que si algo tiene son un par de huevos, y así lo ha demostrado haciéndose cargo de este barco a la deriva, tiene también una habilidad especial para hacer declaraciones que levantan el ánimo al mas pesimista y que llenan de coraje los corazones granadinistas tantas veces vapuleados por unos y por otros.
Así lo hizo, llenarnos de coraje, cuando declaró que en Granada no es que no hubiera dinero, sino que no habían huevos, refiriéndose, como todos sabemos al desplante de la Caja de algunos granadinos y otras entidades que no tuvieron el valor suficiente de apostar por este proyecto y que, supongo, estarán tirándose de los pelos, aunque sólo sea en sentido figurado.
Esta semana, ante la indignación de muchos granadinistas y el pesimismo floreciente por la tercera derrota consecutiva, Paco ha vuelto ha desmarcarse con unas declaraciones de esperanza, al decir que el objetivo sigue siendo el ascenso.
Esta declaración de intenciones confirma que está plenamente seguro de la plantilla y del técnico, de la afición y de todo lo que rodea al Club. Por otro lado, algunos pensarán, ¿qué va a decir? ¿que el objetivo es estar entre los quince primeros?. Pues no. Dice lo que dice, y tenemos que creerle porque hasta ahora no nos ha mentido.
Las declaraciones están muy bien. Como digo, nos animan a seguir soñando, a llenarnos de coraje y de ilusión, pero tienen que estar avaladas por resultados. De lo contrario se convertirán en meras palabras vacías de contenido y pueden mermar, y mucho, la ilusión que todos los granadininstas hemos puesto en este nuevo proyecto encabezado por la familia Sanz, con Paco a la cabeza y Don Lorenzo en la sombra. Pueden incluso mermar su credibilidad, y esto sería nefasto para el Club.
Se ha ratificado a Visjnic, que no se si es una buena señal o un augurio de lo que le espera (estamos hartos de ver ratificaciones de entrenadores y cómo acaban), se barajan posibles incorporaciones para sustituir a Salva, lesionado para lo que queda de temporada, e incluso se murmurea por ciertos mentideros que ya podrían estar apalabrados algunos fichajes para diciembre.
Los rumores son peligrosísimos, corren como la pólvora y pueden dinamitar un proyecto sin que te dé tiempo a reaccionar. Por eso es necesario acallarlos con resultados, no sólo con declaraciones.
Seguimos confiando plenamente en tí, Paco, pero no dejes que tus palabras se pongan en entredicho. La única solución es la deportiva. Habrá que hacer lo que haya que hacer, y espero que tengas la solución.
Tranquilos todos. Seguro que los resultados volverán.
Mientras tanto nosotros haremos lo único que podemos hacer. Seguir acudiendo en masa a cada partido, sin perder la ilusión y apoyando a nuestro equipo. No dejemos que unos pocos resultados nos hagan caer en el desánimo.
Como dice alguien a quien le tengo un especial cariño: ¡Arriba esos corazones!.

arribaloscorazones

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?