18 noviembre 2006

Pavones y ¿Zidanes?

La cesión de Pavón al Granada hasta final de temporada para suplir al lesionado Salva, cubrirá el hueco que éste ha dejado en el centro de la defensa, o al menos eso es lo que se pretende. El santaferino viene con las ideas claras, y así lo demuestra en sus declaraciones a Ideal " vengo con muchas ganas de jugar, de tener minutos y de dejar huella en Granada" y dispuesto "ayudar para subir a Segunda, que es donde este equipo se merece estar".
Ganas no le faltan, y esto es de agradecer, pero me pregunto si podrá colmar sus aspiraciones.
A priori parece que es el Granada CF quien ofrece mas al jugador de lo que éste puede devolver. Así, el chaval, de cuya profesionalidad y buen juego no dudo en absoluto, viene a su tierra, jugará en una categoría superior a la que milita en el Numancia y además contará seguramente con los minutos que reclama, pues viene para hacer una sustitución, no lo olvidemos.
Lo que no me gusta tanto es que el Granada apuntale una posición tan controvertida como la de central con otro jugador de tercera división, esto es, mas de lo mismo.
Tener metas altas es estupendo, pero hay que ser realistas. A excepción de unos cuantos refuerzos, el Granada está jugando en Segunda B con la misma plantilla con la que el año pasado militaba en Tercera división. ¿Y ahora traemos a otro?. Pues no se si esta será la alternativa mas correcta, desde luego no parece las mas lógica.
Es cierto que tenía que ser un sub-23 y que se trata de una urgencia, que lo que hay disponible son descartes de otros clubes, que sólo puedes aspirar a que te cedan algún jugador para que fogue en una categoría superior o tenga minutos cuando en su equipo no los tiene. Pero echo de menos el famoso salto de calidad del que se hablaba al principios de pretemporada.
El equipo juega con soltura y calidad, pero se nota que algunos de los jugadores están pasando factura a la falta de adaptación a la nueva categoría. Así el noventa por ciento de los goles que recibimos son mas por deméritos propios que por méritos del adversario. Por otro lado, no se crean suficientes ocasiones de gol y las existentes en rara ocasión se materializan. Ahí está Bordi, como héroe local, peleándose con todos, pero mas sólo que la una.
Ya tenemos a un Pavón, espero, como digo, que se haga pronto con la medida del equipo y de la categoría, pero nos faltan los Zidanes, gente con la suficiente claridad de juego y calidad para descolocar a las defensas, hacer de enlace con Bordi, crearle espacios para que pueda materializar las ocasiones con las que cuenta y, sobre todo, que apuntale el centro del campo. Así podremos ser un equipo que juege con solvencia a lo que quiere jugar el Granada, al ataque.
Esperaremos al mercado de invierno, que está a la vuelta de la esquina. Mientras tanto, dar la bienvenida a Pavón, desearle toda la suerte del mundo y esperar que se convierta en el Zidane del centro de la defensa.

2 comentarios:

EL FIJO dijo...

He elegido este nombre porque en los tiempos heróicos, cuando no iba ni dios a los Cármenes (el antiguo eh), eso es lo que me decían los amigos. Me preguntaban ¿cuándo te vas a cansar de ir a ver a los mantas esos, que se ríen de nosotros todos los domingos?... Son los mismos que ahora y gracias al efecto Sanz son los más auténticos aficionados...pero bueno más vale tarde que nunca, son, por supuesto bien venidos, siempre se les ha echado de menos.
Bueno, una vez presentado, ¿que pasa viejo de la montaña?. El otro día te echaba piropos y te animaba a seguir con la cosa esta, pero veo que pasas un poco del tema ¿o qué?. No te desmarques que hacen falta aficionados como tú.
¡¡¡VIVA EL GRANÁ!!!

El viejo de la montaña dijo...

No hombre, no me desmarco, es que estoy mas liado que la pata de un romano.
En fin, que intentaré darle mas vidilla a esto. Espero que los que lo leeis también le deis vidilla, comentando los artículos y así complementando todas estas historias, para que no tengais que tragaros sólo lo que yo pienso.
Un saludo.
VIVA EL GRANÁ.

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?