20 junio 2006

El infierno rojiblanco

Se acerca el día del transcendental partido. Quedan 5 días, 5 días para que el Granada esté en 2ª B, algo largamente añorado, largamente querido. Pero el partido tiene mucha más tensión que la normal, que ya es mucha, de un partido de ascenso. Dichoso Rupérez... Ojalá su horas en el arbitraje estén contadas. Y esa afición morada... ¡qué ejemplo! Fue una auténtica vergüenza.
Pero ahora es el momento de demostrar que nosotros somos mejores que ellos, que no necesitamos de sus sucias artimañas para ganar, porque somos mejores, por afición y por equipo; y el caer en la violencia, en el "nos la pagarán" solo puede inducir a perjuicio de este señor club. No podemos ser los causantes de un nuevo problema de tipo deportivo y/o extradeportivo para este equipo. NO.
El momento de desahogo, de decir todo lo que pensamos sobre ese equipo, ese trío arbitral y las jugarretas que nos hicieron, pasó. Es el momento de pensar con la cabeza, de ser consecuentes con nuestros posibles actos y no dejarnos guiar por nuestros impulsos, lo que sería un craso error. No nos volvamos locos, tiene que imperar, ante todo, la cordura.
Cualquier objeto que se lance, cualquier agresión, invadir el campo... puede perjudicar, y muchísmo, al Granada. ¿Perjudicar? Sí. Desde parar el juego a que se suspenda el partido con la consiguiente y probable sanción administrativa. Que se pare el juego no nos interesa teniendo en cuenta que la eliminatoria es desfavorable para el equipo. Visto lo visto en la temporada y en el partido en la ciudad alcarreña, las pérdidas de tiempo serán continuas. Que no os quepa duda; con lo cual, cualquier acción que pueda parar el juego es malísima para nosotros. Creo que este primer ejemplo ilustra todos los demás posibles.
Ahora, no vayamos a ser estúpidos. Los Cármenes han de convertirse en un auténtico infierno, que no haya ni un solo segundo de respiro, que las gargantas griten a más no poder, que las bufandas y banderas sean agitadas todo el tiempo, que no se note que hay aficionados contrarios. Los papelillos, los rollos de papel, las pancartas... cualquier cosa para hacer de Los Cármenes una fiesta rojiblanca. Que así sea. Ese es el infierno que debe haber, no lo confundamos con violencia , más aún cuando esta puede dañar la imagen del club.
Demos ejemplo a toda España, porque qué mejor muestra que machacarlos, humillarlos con un resultado escandaloso. Si en Guadalajara, con todas sus argucias, hicimos el mejor partido de la temporada fuera de nuestro feudo (por lo menos en mi opinión) el de Granada tiene que ser un partido inolvidable, de los que hacen historia.
Animemosle a muerte y dejémonos de "venganzas" más allá de lo puramente futbolístico y deportivo. Que impere la cordura y las ganas de celebrar el ascenso. ¡¡VAMOS GRANADA!! ¡¡A POR ELLOS!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

buen articulo, la pagina esta adquiriendo categoria y caché

Anónimo dijo...

buen articulo, la pagina esta adquiriendo categoria y caché

El viejo de la montaña dijo...

Completamente de acuerdo, las paradas no nos benefician, todo lo contrario. Los Cármenes tiene que ser un fortín, una olla a presión, pero siempre dentro de la normalidad deportiva, sin lanzar objetos, por supuesto, pero sin dejar de animar a nuestro equipo que, sin lugar a duda, el domingo será de Segunda B. A por ellos. Ese Granada, oé.

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?