06 abril 2008

Remar

Yo, al igual que casi todos los que leais este artículo, era de los que, a comienzo de temporada tenía todas las ilusiones puestas en que este equipo era el que daría el salto de calidad del que tanto escuchamos hablar en anteriores ocasiones. De hecho, hasta que finalizó la primera vuelta, todo hacía presagiar que muy probablemente se jugaran las eliminatorias de ascenso de categoría.
Desafortunadamente no creo que al final vaya a ser así. El equipo nos está 'obsequiando' con su peor cara, sin fútbol, sin recursos y, creo, sin alternativa para mejorar.
Fuera del campo tampoco están saliendo las cosas como se esperaba. Parece que no llegan los ansiados ingresos con los que pagar a una plantilla a la que, por otro lado, no queda mas remedio que liquidar cada fin de mes, pues ganen o pierdan son trabajadores. Creo que lo peor de no pagarles no es el hecho en sí, sino darles una y otra vez la misma contestación. Asegurarles que van a cobrar la semana que viene, y ésta llega y se vuelven a encontrar con la callada por respuesta.
El tercer pilar sobre el que se está forjando el descalabro es la campaña mediática a la que se está viendo sometido el club. Desde la prensa, los mismos que idolatraron a la familia Sanz a su llegada a Granada, no paran ahora de despotricar en su contra; los que siempre han alardeado de granadinismo desde los medios ahora no hacen sino tirar piedras sobre el tejado de Recogidas 35.
Y el remolino va arrasando, y lo peor, va llevando consigo la ilusión y la esperanza de muchos aficionados, que están, estamos, sucumbiendo a la presión. Ya se empiezan a escuchar algunas voces críticas contra nuestro presidente, quien, efectívamente, quizá no esté alcanzando las espectativas que todos teníamos puestas en él, pero del que no podemos obviar que ha sido el salvador del club.
Es cierto que no se le puede dar carta blanca, pero no podemos olvidar lo que el granadinismo le debe. Paco Sanz llegó a un barco encallado al que muchos querían ver hundido. No sólo lo reflotó, sino que lo puso a navegar a toda máquina. Consigió reunir a una cuantiosísima tripulación e intentó que todos remáramos hacia el mismo lado. Eso es lo que debemos recordar ahora que el temporal nos tiene con el agua al cuello.
Sólo hay una forma de llegar a buen puerto. Desde luego, saltando por la borda no vamos a conseguirlo. Sólo podemos remar, remar y remar, achicar agua y seguir remando.
El que quiera, que se baje, pero no creo que vaya a ser Paco Sanz; tampoco seré yo, y espero que tú tampoco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues yo no he leído ningún artículo en prensa contra los Sanz. En radio no sé, porque no las oigo. Y televisión veo poca. ¿Dónde puedo leer algún artículo en el que le tiren piedras a los Sanz? Que por cierto, en parte salvaron al club, aunque tampoco hay que olvidar a Manuel Benito o a los que mantuvieron vivo al club de llegar ellos.

Calimero dijo...

Querido amigo anónimo, la prensa no sólo abarca los periódicos. Áún así, y aunque es cierto que se le ha dado mas caña en radio, no podemos olvidar algunos artículos como, por ejemplo, el que firmaba en Ideal el Sr. Lara en el que, no lo cito textualmente, pero venía a decir que D. Lorenzo San había sido el recadero de Blas Piñar, tampoco todos los artículos en los que se viene criticando a Paco Sanz por no vivir en Granada, los que abogan por la salida del club de los Sanz para dejar entrar a los que no hace mucho intentaron cargarse al Granada...
Si lo que buscas son enlaces a los artículos, lo siento, no puedo dártelos porque leo el periódico en el bar. Tampoco tengo ganas de buscarlos en Internet. Seguro que con un poquito de esfuerzo puedes encontrarlos tu solo.

El viejo de la montaña dijo...

http://www.ideal.es/granada/20080411/deportes/granada-cf/consejo-20080411.html

Esta es de hoy mismo

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?