19 diciembre 2007

Partidazo

Hay veces en que el resultado final no hace justicia a lo acontecido a lo largo de un encuentro. Sin lugar a dudas, lo que pasó en el Estadio de Los Cármenes el último domingo es un claro ejemplo de ello.
Para los que no pudieran disfrutar del partido, el resultado (Granada 0-0 Betis B), puede sonarles a partido apático, aburrido, sin interés...
Nada mas lejos de la realidad. Sin lugar a dudas la primera parte del encuentro fué la mejor del Granada en lo que va de temporada, con independencia de que la jodida pelotita no quisiera entrar en la portería defendida por el guardameta bético. Durante el resto del partido bajó un poco el nivel, o mas bien, el Granada jugó al nivel al que nos tiene acostumbrados, nivel que se quedó corto a la vista de lo que habíamos vivido la media hora anterior.
El caso es que por mala suerte, o quizá por falta de referencia en la punta del ataque (Bordi sigue lesionado y Pintado tuvo que retirarse al comienzo de la segunda mitad por un golpe), el Granada no consiguió sumar los tres puntos que tan bien nos hubieran venido de cara al descanso liguero navideño, pero ¡joder, que sensaciones nos dejó!.
Sin lugar a dudas, el mérito del buen juego, y sobre todo del altísimo ritmo que impusieron al partido, es de toda la plantilla, pero me tengo que quedar con varios aspectos. El primero, y fundamental, la recuperación de Vicente, que volvió a ser el de la temporada pasada. Está claro cuál es la posición que tiene que ocupar este jugador, y espero que así lo entienda también el míster. De otra parte, me encantó la dirección que le dió Ocaña al juego, mucho mas rápido y vertical que Lucena, buscando pases al primer toque y dando sensación de peligro en cada pase de tiralíneas que envió a la zona de ataque. Quizá no "saque la escoba", como dicen los incondicionales de Lucena, pero creo que tiene una visión para el ataque que no tiene éste. Otro fiera es Zúñiga. Anda que si Vicente corre, de éste ni te cuento. Si lo trinca la Benemérita le cae una multa seguro. Lo de Gorka es lo de siempre, tampoco voy a descubrir nada nuevo al hacer hincapié en lo importantísima que es su labor, no sólo como atacante, sino como primer defensa, ejerciendo presión sobre toda la retaguardia del equipo contrario. Una lástima fué no poder disfrutar de la actuación de Otiñano, expulsado de roja directa al poco de saltar al terreno de juego, para compensar la expulsión, un minuto antes, de un jugador bético. Israel es otro del que tampoco se pudo disfrutar, pues le tocó jugar cuando al Granada apenas le quedaba fuelle para seguir atacando como lo había hecho durante el resto del partido. Y es que el partido fué de desgaste y de garra, de correr, atacar y tirar a puerta, de intentarlo una y otra vez y de dejarse el alma en el campo hasta que flaquearon las fuerzas.
No sé lo que opinareis, pero a mi me pareció UN PARTIDAZO.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?