19 mayo 2007

Cal y arena

Los aficionados al Granada ya están mas que acostumbrados a recibir, en el mejor de los casos, una de cal y otra de arena.
Esta liga no ha sido una excepción.
El comienzo fue de lo mas esperanzador, con un equipo lanzado a por todas, que jugaba bien, al toque, trenzando jugadas, una maravilla. El efecto se diluyó rápido, empezaron a perder, a jugar mal, a mostrar una desidia insufrible, lo que motivó la destitución del técnico, Josip Visjnic y su sustitución por “el abuelo”. No estoy seguro si fue para dotar al equipo de un espíritu ganador o para beneficiarnos de la flor que todos dicen que tiene José Víctor en el culo. El caso es que la imagen mejoró en casa, algo de agradecer, lo que no nos libró de hacer el máximo ridículo por todos los campos de esta España nuestra. Patéticas la mayoría de las actuaciones del Granada CF como visitante, especialmente sonrojante la última, contra un Málaga B descendido y para colmo presidido por el hermano de nuestro Presidente. Mil granadinistas desplazados a la Costa del Sol para volver abochornados, ridiculizados y con sentimiento de vergüenza ajena. El propio técnico hacía durísimas declaraciones hacia la actitud de sus jugadores al finalizar el choque. Afortunadamente, el Extremadura se ocuparía de no ganar su partido y dejarnos el puntito que nos faltaba para estar salvados matemáticamente.
Esta tarde se pretende, en el último partido en casa, que todos y cada uno de los aficionados nos volquemos en arropar en un sentido homenaje a los “héroes del ascenso”. Es una forma como cualquier otra de desviar nuestra atención, de intentar hacernos olvidar el ridículo sufrido en la jornada anterior. Como si no hubieran recibido suficiente homenaje en cada uno de los partidos jugados en Los Cármenes ante seis, siete u ocho mil aficionados. Que le pregunten a cualquier jugador de la Segunda B ante cuántos espectadores está acostumbrado a saltar al campo. La gran mayoría responderán que ante quinientos, ante mil, quizá. ¿Ante ocho mil?. Eso sólo pasa en Los Cármenes. Y aún así, hoy habrá que hacer el paripé de mostrar la perfecta comunión existente entre la plantilla y los socios. Aunque no conozca a nadie que, de no ser por que es el último partido en casa, no tenga ganas de acudir al estadio con la única intención de airear el pañuelo. Pues que sepan, que de los que saltarán hoy al campo, el único que merece el homenaje es el utillero, que hará el saque de honor antes de jubilarse tras pasar veintitantos años aguantando las tonterías de éstos y otros muchos como ellos.
Sea por él que hoy se llenen las gradas ante el Ecija.
Volviendo a lo de la cal y la arena, en el plano institucional tampoco es que haya sido distinto. Se han solucionado mil cosas, se ha aplazado la deuda con Hacienda, la de la Seguridad Social está al caer, tenemos el apoyo de algunas instituciones que hace un año no querían saber nada de este club, nos han fallado algunos que deberían haber estado al pié del cañón, pero en su lugar se han acercado otros que han hecho avergonzarse a los desertores. Y justo ahora, cuando el club vivía uno de los mejores momentos económicos de los últimos años vuelve a escena Pedro Ruiz.
¡Joder, lo que nos faltaba!.
Ahora resulta que parece que la justicia le da la razón y hay que pagarle una pasta gansa. –entre ochenta y cien millones de pesetas, si no me equivoco- Y eso que se autodenomina “el salvador”. Pues con amigos como éste ¿quién necesita enemigos?. Esperemos que no sea necesaria la posible administración judicial de la que se han hecho eco algunos medios de comunicación, porque lo último que necesita el Granada es dar pasos atrás y aburrir a la familia Sanz. Por cierto, que Paco dice que esto es sólo otro obstáculo en el camino, que se salvará como se ha venido haciendo hasta ahora. ¿Estará dispuesto a salvar muchos mas obstáculos, o su paciencia, como la de cualquiera, también tiene un límite?. ¿Y la de su padre, al que ya le debe salir el fútbol por las orejas?.
¡Qué ganitas tengo de que termine la temporada para poder renovar las ilusiones de cara a la liga próxima!. Se intentará el ascenso, se conseguirá o no, se jugará mejor o peor, se acertará o no con los fichajes. Lo único seguro es que nos volverán a dar una de cal y otra de arena.
¿Qué tendrá este club que cuanto mas nos duele, mas nos gusta?.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?