26 enero 2007

Sobre la unión

¿Estás de acuerdo con la unión entre el Granada CF y el Atlético?
Si
No

pollcode.com free polls

Sólo un voto por persona



Los medios de comunicación se están haciendo demasiado eco de los posibles acuerdos que podrían haber alcanzado el presidente del Granada CF, Paco Sanz, y el presidente del Granada Atlético, Roberto G. Arrabal.
Para estas cosas el refranero suele ser infalible, y así debemos quedarnos con aquello de que “cuando el río suena, agua lleva”.
No me cabe la menor duda de que el acercamiento es algo que está en boca de todos los que seguimos asiduamente los acontecimientos de este club, no ya por la información que esté ofreciendo el Granada (que es nula), sino por la preocupación de unos y la alegría de otros ante la posibilidad de que el “negocio” llegue a buen fin.
Particularmente no soy partidario de la unión, fusión, agregación, agrupación o llámese X.
El Granada CF es un club con una basta historia, un club que ha militado en la Primera División, un club que ha jugado una final de Copa, un club que ha tenido a un Pichichi, un club que se ha caracterizado por el calor de sus aficionados incluso en los peores momentos, con unos “Filipinos” que serían motivo de orgullo para cualquier equipo. En definitiva, un club con un señorío e historia de la que muy pocos pueden presumir.
Por su parte, el Granada Atlético es un club cuyos años de existencia se pueden contar con los dedos de una mano y te siguen sobrando dedos para hacerles “la peseta”, un club nacido con el único propósito de dar la puntilla a un Granada herido, un club que si por algo se ha caracterizado es por su nula masa social y por el rechazo general que provoca en la ciudadanía granadina aficionada al fútbol.
Pero el que yo no esté de acuerdo no significa que el resto no lo estén. Me preocupa ver la cantidad de aficionados que están cambiando su razonamiento y ahora ven pros en una unión que tan sólo hace unos meses era algo totalmente inviable, extremo que la propia directiva, con el Presidente a la cabeza, no dudó en hacernos llegar de forma clara y a viva voz.
Estoy hablando de declaraciones del tipo “En granada lo que no hay son huevos”, aparecidas en prensa ante la negativa de Caja Granada a prestar su apoyo al club, motivadas por la campaña orquestada por el Sr. García Arrabal y otros empresarios cercanos a su club para evitar que el Granada recibiese ni una sola peseta de ayuda del ente público; o detalles como aquél famoso comunicado aparecido en la web oficial del Granada CF en el que se rechazaba mantener ningún tipo de relación con el Atlético por no considerar que se tratara, ni tan siquiera, de un club constituido formalmente.
Por otro lado están las perlas que el Atlético en boca de sus dirigentes, han vertido sobre el Granada, tales como aquellas relativas a que si el Atlético subía el Granada no jugaba en Los Cármenes, que el Granada era un club inviable, que habían comprado la plaza para traer la ilusión a Granada, y tantas y tantas otras.
Ahora parece que los ánimos están mas calmados, con el Granda CF en 2ªB y el Atlético en 3ª, sin tener que asistir a derbys plagados de trompetillas insufribles. Pero la calma ha llegado acompañada del proyecto de fusión en cuestión.
Arrabal está hasta las narices de perder dinero con un equipo que no consigue atraer a cien aficionados al estadio ni pagando él las entradas de su bolsillo. También está harto de la campaña contra su persona que él mismo provocó, no lo olvidemos, incendiando el espíritu granadinista con su proyecto. Quizá esperaba que tras intentar matar al Granada la gente le aplaudiría; pensaría que la gente lo vería como un Mesías o algo por el estilo; estaba tan ciego que creyó que poniendo dinero conseguiría que su equipo ascendiera de categoría arrastrando a la masa granadina. Pero esto es fútbol, y aquí hay imponderables que no se dan en otros negocios. A la vista está, que el “defenestrado” ascendió de categoría mientras el “rico” se quedaba varado. Por supuesto, y en esto si que tenía razón, el equipo que subió se llevó la masa social.
Granada es una ciudad deseosa de fútbol y así lo demuestran los cerca de ocho mil abonados al histórico y la afluencia masiva al estadio, con una media en liga de alrededor de siete mil personas por partido, superada en enfrentamientos de alto nivel como contra el Córdoba, el Cartagena o el Jaén, en que se mejoró ampliamente esa cifra.

Volviendo al comienzo de este artículo, me preocupa que se pueda producir la unión. Algunos aficionados hablan de saber perdonar, de inyección económica para el club, de que una vez que entren en el Granada buscarán lo mejor para sus intereses, que no serán otros que el propio Granada, y otros argumentos por el estilo.
Por mi parte creo que no podemos olvidar lo que ha pasado. Que estos no han apuntado al Granada con una escopeta de corchos y bromeando, sino con un fusil de caza, sin poner el seguro e incluso disparando al corazón, que si no nos hirieron es porque supimos esquivarlas, que no salir huyendo, que es muy distinto.
En cuanto a la inyección económica, es cierto que la entrada de Arrabal supondría una inyección, pero no es menos cierto que a la cabeza del Granada no está otro que D. Lorenzo Sanz, ex-presidente del Real Madrid, una persona con contactos, con conocimientos sobre la gestión de un gran club, y por supuesto, con una economía lo suficientemente importante como para no depender de arrabales o jotajulianes. A la vista está la gestión que está llevando a cabo su hijo, con aplazamiento de deuda, ingresos a punta pala, saneamiento del club, una campaña de marketing impecable dando a conocer al Granada a todos aquellos que se habían olvidado de él, haciendo socios a ilustres personajes de toda la geografía española, devolviendo la ilusión a la masa social y sobre todo, consiguiendo un ascenso después de veinte años.
Estoy de acuerdo en que la entrada de Arrabal será buscando lo mejor para sus intereses. Pero no tienen por qué ser los mismos intereses que los del Granada CF. Por supuesto que meterá dinero en las arcas, pero ¿a cambio de qué?. Quien piense que lo va a hacer gratis es, cuando menos, un iluso. En primer lugar recuperará su imagen ante los granadinos, algo muy importante para un empresario. En segundo lugar, conseguirá para José Julián, de quien va de la mano, la consabida recalificación de los 17.000 metros que le faltan por el tema de Lazasur, con los ingresos que esto supondrá para sus arcas propias, que no para las del Granada. El Ayuntamiento está haciendo todo lo posible por la unión, y no es por otra causa que por ésta. La venta de Los Cármenes sigue coleando y lo que te rondaré morena.
En definitiva, que el Granada puede que gane, pero los que ganan seguro son ellos. Y volviendo al refranero “prometer hasta meter y una vez metido olvidar lo prometido”. ¿Seguirá la inyección económica una vez alcanzados sus objetivos particulares?. Lo dudo. ¿Se servirán del Granada para obtener mayores beneficios? Eso me parece mas probable.

Esta no es mas que mi opinión, tan respetable como cualquier otra. Llegados a este punto, creo que lo mejor es que opinéis vosotros, pues seguro que habrá muchos aspectos que me he comido involuntariamente o por falta de conocimiento.

3 comentarios:

Johnymepeino dijo...

Pues Hala, aquí tienes un voto para que subas en tu clasificación general de deportes. Ja, ja, ja, ja.
¿Ves como el que pide recibe?. Animo

oktomanota dijo...

bueno tambien me apunto , otro voto de mi parte , si no llora no mama jajaja
un saludosssss

www.oktomanota.com

Anónimo dijo...

que buen articulo, fotocopias nooooooo

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?