09 noviembre 2008

Planificación

Nuevo empate del Granada, esta vez a un gol, contra el Marbella. Es el sexto partido consecutivo sin ganar, tres puntos conseguidos de dieciocho posibles, un balance desastroso. Se ha cambiado de entrenador y, aunque parece que el juego es mas vertical, la dinámica sigue siendo la misma a la hora de puntuar.
Esta tarde el Granada ha logrado el empate en el descuento (que también vale), lo que denota que la pólvora está muy pero que muy mojada.
Antes de iniciarse la temporada la afición pidió a gritos un delantero que supliera al grandísimo Gorka Pintado tras su marcha al Swansea. No se hizo y así nos luce el pelo.
De verdad os digo que cuanto mas me lo planteo menos sentido le encuentro. Quizá algunos pensaron que este Granada era el Barça de Cruyff y que no hacían falta delanteros porque cualquiera podría marcar. La lógica ha demostrado que ésto no es así, y por muchos goles que pueda marcar Suárez en jugadas a balón parado, por mas que Candela pueda enchufar algún disparo a puerta, por mas que Ocaña o Vicente puedan intentarlo a balón parado, si no hay delantero, es muy dificil marcar.
Algunos podrán decir que ahí están Migue Montes y Fonseca. Pues sí. Es verdad que están ahí, lo que no sé es para qué. El primero lo intenta, pero no le sale, todavía es muy joven y tendrá tiempo para mejorar y seguramente será un gran goleador para estas categorías..., pero como todavía no lo es, no se puede esperar que vaya a resolver ninguna papeleta a un equipo que iniciaba la temporada con la clara aspiración de jugar por el ascenso y que, tras doce jornadas, está luchando por intentar sacarle algún punto a los que se encuentran en posiciones de descenso directo.
Respecto de Fonseca, mejor ni hablo. Me parece que es un ladrillo y que los pocos minutos que ha tenido los ha desaprovechado por completo. Seguramente por eso ha venido cedido, para que fogara por estas tierras de Dios pues en su equipo iba a tener un minuto o ninguno, como mucho.
A lo mejor lo que le hace falta al Granada no es un nuevo entrenador sino una planificación deportiva hecha desde la profesionalidad. Estoy convencido de que el Club hizo todo lo que estuvo en su mano para confeccionar la mejor plantilla posible con los nulos recursos disponibles y, sobre todo, con la mejor intención del mundo. Pero no se puede dejar todo a la buena intención. Si a esto le sumáramos una dirección deportiva formada por profesionales, posiblemente los resultados serían mejores, no por cojones, sino por simple probabilidad matemática.
En fin, esperemos salir de ahí abajo lo antes posible, intentar terminar la primera vuelta sin sobresaltos y ya veremos si en en el mercado de invierno es posible hacer alguna incorporación de calidad. De seguir en esta línea, mucho me temo que terminaremos la temporada rezando para salir del final de la tabla. Una lástima.

1 comentario:

Navedo dijo...

Ánimo compañero!

Pronto veremos un Granada - Depor , pero porque sube tu equipo, no porque baje el mio jeje

Un saludo!!

El fútbol es injusto

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?