01 noviembre 2008

Empate que sabe a poco. Partido que sabe a mucho.

Tal y como pronosticábamos, el partido de esta tarde ha sido uno de esos PARTIDAZOS con mayúsculas, de los que uno nunca quiere perderse. La mano de Braojos se nota ya en el vestuario rojiblanco y el Cádiz, que venía a jugar y a dejar jugar al final se llevó un punto que pudo no ser ninguno a la vista de las acometidas de un equipo granadinista que ni por un segundo bajó los brazos en su búsqueda de la victoria.
Justo es decir que también el Cádiz pudo marcar algún otro gol en los coletazos finales del partido, pero sólo entonces, pues de sus tres goles, el primero llegó en propia meta y el último fue por un clarísimo despiste de la defensa rojiblanca y una estatua del cancerbero granadino.
El Granada, por el contrario ha llegado con mucha mas claridad durante toda la segunda parte, sobre todo a raiz del tercer gol, y si los de amarillo no se han llevado otro ha sido por la falta de acierto en los metros finales, incluso a puerta vacía, en una ocasión clamorosa que Morales casi manda al marcador.
Por fin se ha podido ver a un Granada muy bien posicionado y firme en el campo, en el que cada uno de los integrantes de la plantilla sabía lo que tenía que hacer, un equipo que creo que ha sido bastante superior ante un Cádiz que llegó tres veces e hizo tres goles. En definitiva, un empate que sabe a muy poco después de ver el partido, pero que sabe bien vistos los anteriores.
Jugando como esta tarde, dudo mucho que vuelvan a repetirse los errores del pasado. Dudo incluso que algún equipo pueda puntuar en los Cármenes.
Mientras tanto, esperemos que ésto no haya sido un espejismo.
Fuera de lo estríctamente deportivo, quiero destacar la grandísima afición del Cádiz y su estupendo comportamiento antes y durante el encuentro, algo que he podido comprobar personalmente, primero en el bar y posteriormente en la grada. Es increible que un partido de 2ªB pueda mover a mas de un millar de seguidores cadistas desde la tacita de plata hasta Granada, en una tarde de perros como ésta.
Grandísima también la afición del Granada, que no ha parado de animar durante todo el encuentro, sabedora de que no se pueden tener mas tropiezos. En definitiva, un auténtico partidazo para dos grandísimas aficiones. Un partido al que me hubiera gustado que asistieran algunos de esos que despotrican del fútbol cada vez que sale una tangana en la tele.
Mi mas sincera enhorabuena también a los responsables municipales por el espectacular estado del terreno de juego. Sobre el cesped ya sabíamos que era una alfombra, lo que no podíamos imaginar es que también el drenaje es de 10, lo que ha permitido que el campo se mantuviera en perfectas condiciones durante todo el partido, después de la tromba de agua que ha estado callendo durante los tres o cuatro últimos días.

5 comentarios:

Navedo dijo...

Partidazo de los grandes eh! El fútbol siempre es bonito cuando hay goles, aunque una victoria por un penalti injusto supongo que también os parecería bien...

Un saludo!!

El viejo de la montaña dijo...

Nos hubiera parecido cojonuda, aunque no pudo ser. A ver si para la próxima, jajaja.

Chary Serrano dijo...

Yo no entiendo de fulbol ni me gusta, pero tu blog si y por eso tienes mi voto.
Quedarás en los 5 primeros ¡suerte!!

El viejo de la montaña dijo...

Muchas gracias Chary

El murmullo de las cucarachas dijo...

hala....

va por uste!!!

saludos!!

clic!

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?