03 octubre 2008

Recogidas, 35

Como todos sabeis, si antes no se llega a un acuerdo con el ex presidente Pedro Ruiz, el Juzgado sacará a subasta el único bien material que le queda al club, esto es, el piso que constituye su sede, en la calle Recogidas, número 35. A esta situación se ha llegado tras un, mas que dudoso, reconocimiento de deuda que se hizo al citado y nefasto ex presidente del Granada CF.
Toda vez que el club no podía (ni puede) pagar la cantidad reclamada, y para evitar la entrada de este ex directivo por medio de una administración judicial que hubiera terminado por matar a este club al que parece que ha mirado un tuerto, la actual directiva (a la que el problema le vino heredado), no tuvo mas remedio que avalar el pago con el piso de la discordia, o lo que es lo mismo, que como no se le ha pagado, ahora lo va a sacar a subasta.
Dicho de esta manera podría parecer que la actual directiva ha obrado de forma irregular, es decir, avalando con el piso un pago que no estaba dispuesta a abonar. A mi entender lo que se buscaba era todo lo contrario, esto es, ganar tiempo a la espera de que se resolviera el procedimiento abierto contra Ruiz sobre la validez o no de la Asamblea en la que se le reconoció la deuda, plagada de irregularidades según me han contado.
A lo que voy: que entiendo que la justicia no está siendo justa, pues no es de recibo subastar el piso para pagar una deuda sobre la cual hay otro juzgado que todavía no se ha pronunciado. ¿Y si mañana se estima probado que la deuda no es de ochocientos mil Euros sino de doscientos mil?. ¿Quién va a devolver al Granada la que hasta ahora ha venido constituyendo su sede?.
De los pocos conocimientos que poseo sobre derecho hipotecario tengo una cosa clara, y es que el tercero de buena fe, en cualquier caso será mantenido en su adquisición, o lo que es lo mismo, que si la subasta se produce el piso será para su adjudicatario, aunque luego resultase que la subasta no se hubiera debido producir. Como mucho se podría resolver la devolución al Granada CF del sobrante, es decir, que habría que reclamarle a Ruiz la pasta que hubiera cogido de mas... y esperar a que la devolviera, que esa es otra. El que piense que se pueden pedir responsabilidades al juzgado que haya subastado el piso, decirle que eso es poco mas que una quimera.
Pero el problema va mas allá de la subasta del piso de Recogidas. El problema es que, además, nadie va a pujar la cantidad fijada para la primera licitación, con lo que se perderá el piso y encima de todo se le seguirá "debiendo" dinero a Pedro Ruiz, quien, según ya ha declarado, pedirá la administración judicial para el cobro del resto de la deuda.
Se pierde el piso y además éste entra en el Club. Lo que nos faltaba.
En fin, esperemos que los abogados del Granada se inventen alguna argucia para parar todo esto, porque el desastre puede ser mayúsculo.
Sobre la Asamblea en la que se reconoció la deuda, os dejo este magnífico enlace a un post publicado por Antonio Socio del Granada en el foro de los aficionados. Pinchar aquí.

2 comentarios:

Emilio Ruiz dijo...

A mi modesto entender, un juez no puede ejecutar un embargo sobre un bien , para pagar una deuda que todavia no existe, mientras otro juez no dictamine la cantidad adeudada o si tan siquiera existe tal deuda.

El viejo de la montaña dijo...

El problema es que no se ejecuta un embargo, porque el piso no está embargado (según tengo entendido), sino que el piso se puso como aval de una deuda que está reconocida y como tal existe hasta que otro juez, tal y como se pretende, declare que aquél reconocimiento de deuda no era válido.

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?