02 marzo 2008

La Diosa Fortuna

La Diosa Fortuna quiso por fín reencontrarse ayer con el Granada CF en Algeciras. Por fín se terminó la racha negativa de la segunda vuelta y nuestro equipo consiguió una victoria por la mínima, que bien pudo ser mas holgera, pero también pudo convertirse en un empate de no haber repelido el poste el penalti a favor del Algeciras que además supuso la expulsión de Suárez. Ni era penalti ni mucho menos expulsión, pero así es el fútbol, así son los árbitros y así le pitan al Granada CF.
Menos mal que se hizo justicia y la pelota no entró.
Si lo hizo mucho antes, en la misma portería, pero a favor del Granada CF, cuando Lucena de un espléndido cabezado orientó la bola lejos del alcance del guardameta Félix, logrando su segundo gol en dos jornadas consecutivas y haciendo buena la falta de acierto del Granada de cara a puerta así como la ceguera que sufren los árbitros cuando se trata de pitarnos algún penalti a favor, que ayer hubo dos como dos casas y el trencilla se los tragó,"by the face", como siempre. Por lo menos esta vez no nos supuso perder puntos y ahí estamos hoy, esperando que pinchen algunos de los de arriba para tener nuevamente a tiro las posiciones nobles.
Aparte de la victoria, tengo que resaltar varias cosas; la primera, que el Granada jugó infinitamente mejor con diez que con once, que se olvidó la gorkadependencia y que quizá haga que nuestros jugadores se quiten ese engarrotamiento que les atenaza semana tras semana y que por fín vuelvan a la senda victoriosa que nos hizo terminar arriba la primera vuelta; y la segunda, que el Algeciras es un señor equipo y sus jugadores unos auténticos profesionales que, sin cobrar, sin la mayoría de la plantilla que inició la temporada y tras estar encerrados varios días en su estadio, reclamando una solución que parece que no llega, planteó un partido de tú a tú al Granada, pudiendo incluso haber amarrado algún punto, no sólo de haber entrado el penalti, sino también en otra clara ocasión en la que Félix Campo sacó una mano antológica para dejar a cero la portería granadinista.
Espero que la suerte se acuerde de este plantel, también rojiblanco, para que se solucionen los problemas económicos que van a llevarlo, posiblemente, a un pozo en el que los problemas se acrecentan aún mas, y del que es muy pero que muy dificil salir, pues el pundonor que demostraron ayer bien que se merece que les sonría un pelín la suerte.
Por otro lado, y dado que juegan en un estadio cojonudo, bien podía Marsá fijarse en ellos, solucionarles la deuda, hacerlos filiales del equipo ese que tiene jugando en Motril, y de esa forma tener por fín un equipo rojiblanco, que es lo que siempre ha deseado y largarse de aquí, que es lo que siempre hemos deseado los demás, aunque bien pensado ni ellos se lo merecen ni creo que la Diosa Fortuna nos aprecie tanto, aunque ayer estuviera de nuestro lado.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?