10 noviembre 2007

Anuncios

La semana ha sido convulsa en cuanto a anuncios relacionados directa o indirectamente con el Granada CF. Desgraciadamente ninguno de estos anuncios puede calificarse como bueno para los intereses de nuestro club, mas bien, todo lo contrario.
Comenzamos la semana con un anuncio directo, uno que volvía a sacar a la palestra la malísima gestión del club cuando, años atrás, se reconoció a Pedro Ruiz una deuda por arte de bilibirloque, que ahora el ex mandatario jienense se empeña en cobrar caiga quien caiga, aunque el que caiga sea el propio club, algo que habla muy a las claras de su sentimiento rojiblanco (¿?). Y es que el Juzgado de Primera Instancia de Granada número Cinco (muy afortunada la rima en este caso), ha decidido desestimar el recurso del Granada CF, con lo que la ejecución de Ruiz sigue adelante, o lo que es lo mismo, que se van a embargar los bienes del Granada CF, y como haberlos no los hay, por lo menos a su nombre, va a significar, si todo sigue por este cauce, la administración judicial del club. Esto, sin entrar demasiado en argumentos jurídicos, vendría poner al frente del club a Pedro Ruiz, con intervencion judicial, de manera que la pasta gansa que se genere sirva exclusivamente para pagar los gastos de manutención del club y el sobrante para el pago de la deuda. O lo que es lo mismo, que se descuentan los sueldos y el pago de deudas preferentes y el resto va a parar a los bolsillos del señor Ruiz. Una auténtico mazazo a la hora de planificar un futuro para este club, que no podría ni efectuar fichajes que no sean de coste cero, pues el interés del mandatario judicial sería el pago de lo que se le adeuda, no así el tener gastos que a buen seguro consideraría innecesarios. Todos tenemos en la memoria la Administración Judicial del equipo rojiblanco de la capital de España y el desastroso final del mismo.

Otro anuncio llamativo, esta vez afecta al club de forma menos directa, es el que hizo el señor Marsá en rueda de prensa (a éste apenas le gusta hacerse publicidad), sobre su intención, que luego se materializaría, de denunciar ante la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, al Alcalde de Granada y a su Concejal de Deportes, señores José Torres Hurtado y Juan Casas, por ayudar económicamente al Granada CF, con lo que, considerá el de la ciudad deportiva de los huevos de oro, podrían haber incurrido en la posible comisión de los delitos de fraude y exacciones ilegales, prevaricación y malversación de fondos públicos. Esta denuncia, que de prosperar afectaría directamente a los citados políticos, podría dar lugar a lo que muchos nos tememos, que el Ayuntamiento de Granada deje de ayudar al club para salvar su imagen, o lo que es lo mismo, subvenciones, cero patatero.
Llama mucho la atención que esta denuncia la interponga un individuo al que el Ayuntamiento vendió por precio simbólico una estupenda extensión de terreno con el fin de que hiciera unas escuelas deportivas y demás elementos de ayuda al fútbol base, y que en lugar de ello, los terrenos le hayan servido para pegar un pelotazo urbanístico y saltar al fútbol profesional con la compra del accionariado de un equipo de Murcia, su traslado a Granada, y posterior humillación de tener que jugar en un estadio de tercera división en Motril ante la negativa del Consistorio Granadino de seguir aguantando sus paparruchadas y negarle el uso del Estadio Municipal, y es que una cosa es ser cornudo y otra cornudo y apaleado, debió pensar el señor Torres Hurtado cuando Marsá le vino con el cuento.
Por su parte, el principal grupo de la oposición (ese que decía que el Granada no era representativo de la ciudad, para luego decir que donde dije digo digo Diego pero sólo si me votas) ya ha anunciado que pedirá al Alcalde información sobre estas posibles irregularidades en forma de subveniciones. La afizión del Granada le agradeze zu colaborazión, su ineztimable ayuda, zu zentimiento rojiblanco y zobre todo le pide que deje de poner zancadillas con Z de Zapatero.
Volviendo a lo del de Murcia, como cada cosa tiene su procedimiento y esto de los juzgados es harto complicado, lo del Estadio lo presenta Marsá por lo contencioso-administrativo, demandando al Ayuntamiento por impedir que su equipo (¿o seguirá siendo de Quique Pina?) haga uso del terreno municipal. Quizá se le olvide al rojillo que muchos otros granadinos juegan al fútbol y tampoco les dejan utilizar el Estadio. Sea como fuere tengo que alabar el cambio de estretegia de Marsá pues antes estas cuestiones las arreglaba a base de huelgas de hambre y sin embargo, esta vez, ha seguido el procedimiento que seguimos el resto de los mortales para arreglar nuestras diferencias. Eso si, que luego no vuelva a ponerse a pan y agua si el juzgado le quita la razón, que ya tiene una edad en la que lo mas recomendable es el reposo.

En tercer lugar, y en tono mas jocoso, tengo que denunciar el anuncio que aparece hoy en la base de la página 2 del Diario Ideal. Por favor, alguien del club que le tire de las orejas al publicista que ha hecho el montaje para animarnos a ir mañana a los Cármenes, en el que se vé a Gorka con un bocadillo en la boca (no de choped, sino de esos que se usan en los cómics), diciendo "Este años subimos. ¡Te necesitamos!" y a dos niños con un cartel en el que se lee "Ven a Los Cármenes". En mi vida había visto un anuncio tan feo.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?