02 junio 2006

La hora de la verdad

Ya falta menos para el primer partido de ascenso en la Linea, cuando llegan estos calores me vienen a la memoria dos recuerdos dificiles de borrar de mi mente: los examenes finales de la carrera, estudiar con calor era horrible, estaba todo el mundo en las terrazas de verano, y yo en casa estudiando derecho, y el otro recuerdo que se asoma con el calor, son las dichosas ligillas de ascenso del Granada.
Aún tengo en la memoria el fatal partido jugando entre Granada y Murcia, el 25 de junio, hacia un calor de narices, y al final gol de Aguilar y una vez más el sueño roto de un ascenso, miles de corazones rojiblancos rotos, destrozados. Teniamos todo un equipazo, quién no se acuerda de Capi, Navarro, Jubera, Notario, Mendel etc.
Pues bien, espero y deseo, y estoy seguro de ello, que a partir 25 de junio de 2006, mi estado de animo al llegar el verano cambiará ya no pensaré en las noches en vela pensado y recordando examenes y las temibles liguillas de ascenso.
Cuando se avecine la canícula tendré en la mente el ascenso del Granada el 25 de junio de 2006, y al final EL TIEMPO HABRA HECHO JUSTICIA.

1 comentario:

bambino dijo...

Yo tambien soy un sufridor, pero parece que no se puede evitar cuando se trata del equipo de toda la vida, de etapas anteriores, y de añoranzas del pasado que se mezclan con las propias de la vida, del colegio de la universidad, del trabajo, pero siempre con la ilusión de ver al granada en lo mas grande. A ver si este año toca. Saludos desde Barcelona de un rojiblanco de los auténticos.

Búsqueda personalizada

PUBLICIDAD

otras cosillas

¿Desde dónde nos visitas?